¿Cuáles son las causas más frecuentes de infertilidad?

Si tú y tu pareja están luchando por tener un bebé, no estás sola. En los U.S.A., entre el 10  por ciento y el 15  por ciento de las parejas son infértiles. 

La infertilidad se define como la incapacidad de quedar en cinta pese a tener relaciones íntimas frecuentes y sin protección durante por lo menos un año en la mayoría de las parejas.

La infertilidad puede ser el resultado de un inconveniente tuyo o de tu pareja, o de una combinación de factores que previenen el embarazo. Por fortuna, en las clínicas de fertilidad existen muchas terapias seguras y efectivas que mejoran significativamente las probabilidades de volver a ser fértiles y quedar embarazadas, recuerda esto le pasa a millones de personas.

clinicas de fertilidad

Síntomas

El principal síntoma de la infertilidad es la imposibilidad de quedar en embarazo. Posiblemente no haya otros síntomas evidentes. 

De vez en cuando, una mujer infértil puede tener periodos menstruales irregulares o no tenerlos. En algunos casos, un hombre infértil puede tener algunos signos de problemas hormonales, como cambios en el desarrollo del pelo o en la función sexual.

Cuándo debes preguntar con un médico

Probablemente no necesites ver a un ginecólogo por la infertilidad salvo que hayas estado tratando de manera regular de quedar embarazada a lo largo de un año como mínimo. 

Sin embargo, las mujeres deben preguntarse:

  • Tienen 35 años o más y estuvieron tratando de concebir durante seis meses o más
  • Son mayores de 40 años
  • Tienen períodos irregulares o ausentes
  • Tienen periodos muy dolorosos
  • Tienen problemas de fertilidad conocidos
  • Se les diagnosticó endometriosis o enfermedad inflamatoria pélvica
  • Han tenido múltiples abortos espontáneos
  • Se sometieron a un tratamiento para el cáncer

Los hombres deben hablar con un urólogo o especialista en fertilidad si:

  • Tienen un conteo bajo de espermatozoides u otros problemas con los espermatozoides
  • Tienen antecedentes de problemas testiculares, prostáticos o sexuales
  • Se sometieron a un tratamiento para el cáncer
  • Tienen testículos pequeños o hinchazón en el escroto
  • Tienen antecedentes de inconvenientes de infertilidad

Causas

Todos los pasos a lo largo de la ovulación y la fecundación deben efectuarse apropiadamente para poder quedar embarazada. 

Algunas veces, los inconvenientes que ocasionan infertilidad en las parejas se presentan al nacer y otras veces se desarrollan más tarde en la vida.

Las causas de la infertilidad pueden afectar a uno o a ambos miembros de la pareja. Y otras veces, no se puede hallar la causa, por eso lo mejor es que un especialista en fertilidad los guíe en este proceso de ser padres.

Causas de la infertilidad masculina

Entre las opciones se hallan las siguientes:

  • Producción o funcionamiento anormal de los espermatozoides debido a la no descendencia de los testículos, defectos genéticos, problemas de salud como la diabetes o infecciones como clamidia, gonorrea, paperas o VIH. 

El agrandamiento de las venas en los testículos (varicocele) asimismo puede afectar la calidad de los espermatozoides.

  • Problemas con la salida de los espermatozoides debido a inconvenientes sexuales, como la eyaculación precoz; ciertas enfermedades genéticas. 

Como la fibrosis quística; problemas estructurales, como una obstrucción en el testículo; o daño o lesión en los órganos reproductores.

  • Sobreexposición a determinados factores ambientales, como pesticidas y otras substancias químicas, y radiación. Fumar cigarrillos, alcohol, marihuana, esteroides anabólicos y tomar fármacos para tratar infecciones bacterianas, presión arterial alta y depresión asimismo pueden afectar la fecundidad.

 La exposición usual al calor, como en saunas o jacuzzis, puede elevar la temperatura anatómico y puede afectar la producción de esperma.

  • Daño relacionado con el cáncer y su tratamiento, que incluye radiación o quimioterapia. El tratamiento para el cáncer puede dañar la producción de esperma, a veces gravemente.

Causas de la infertilidad femenina

Las causas de la infertilidad femenina pueden ser las siguientes:

  • Trastornos de ovulación, que afectan la liberación de óvulos a los ovarios. 

Estos incluyen trastornos hormonales, como el síndrome del ovario poliquístico. La hiperprolactinemia, una afección en la que tienes demasiada prolactina (la hormona que estimula la producción de leche materna), asimismo puede interferir en la ovulación. 

Demasiada hormona tiroidea (hipertiroidismo) o poquísima (hipotiroidismo) puede afectar el ciclo menstrual o causar infertilidad. 

Otras causas preexistentes pueden incluir demasiado ejercicio, trastornos alimentarios o tumores.

  • Anomalías uterinas o cervicales, incluidas anomalías con el cuello uterino, pólipos en el útero o la manera del útero. 

Los tumores no cancerosos (benignos) en la pared uterina (fibromas uterinos) pueden causar infertilidad ya que bloquean las trompas de Falopio o impiden que un óvulo fertilizado se implante en el útero.

  • Daño o bloqueo de las trompas de Falopio, a menudo causado por inflamación de las trompas de Falopio (salpingitis). 

Esto puede ser el resultado de una enfermedad pélvica inflamatoria, que normalmente es ocasionada por una infección de transmisión sexual, endometriosis o adherencias.

  • La endometriosis, que ocurre cuando el tejido endometrial crece fuera del útero, puede afectar el funcionamiento de los ovarios, el útero y las trompas de Falopio.
  • Insuficiencia ovárica primaria (menopausia temprana), cuando los ovarios dejan de marchar y la menstruación acaba antes de los 40 años. 

Si bien la causa de forma frecuente se ignora, determinados factores están asociados con la menopausia temprana.

Incluidas enfermedades del sistema inmunitario, ciertas afecciones genéticas como el síndrome de Turner o portadores del síndrome del cromosoma X frágil, y el tratamiento con radiación o quimioterapia.

  • Adherencias pélvicas, bandas de tejido cicatrizal que se unen a los órganos que se pueden formar después de una infección pélvica, apendicitis, endometriosis o cirugía abdominal o pélvica.
  • El cáncer y su tratamiento. Ciertos géneros de cáncer, en particular los cánceres reproductivos, con frecuencia dañan la fertilidad femenina. 

Tanto la radiación como la quimioterapia pueden afectar la fertilidad.

Factores de riesgo

Muchos de los factores de peligro para la infertilidad masculina y femenina son exactamente los mismos. Por ejemplo:

  • La edad. La fecundidad de las mujeres se reduce gradualmente con la edad, singularmente cerca de los 35 años, y se reduce de forma rápida tras los 37 años. La infertilidad en las mujeres mayores seguramente se debe a una menor cantidad y calidad de óvulos, y asimismo puede deberse a problemas médicos que afectan la fecundidad. Los hombres mayores de 40 años pueden ser menos fértiles que los hombres jóvenes.
  • Consumo de tabaco. Si ciertos miembros de la pareja fuman tabaco o mariguana, se puede reducir la probabilidad de embarazo. 

Fumar asimismo reduce la posible eficiencia de un tratamiento de fecundidad. Los abortos espontáneos son más usuales en las mujeres que fuman. 

Fumar puede acrecentar el peligro de disfunción eréctil y de un recuento bajo de espermatozoides en los hombres.

  • Consumo de alcohol. En las mujeres, no hay un nivel seguro de consumo de alcohol a lo largo de la concepción o el embarazo. 

El consumo de alcohol puede contribuir a la infertilidad. En los hombres, el consumo excesivo de alcohol puede reducir el recuento y la motilidad de los espermatozoides.

  • Tener sobrepeso. Entre las mujeres estadounidenses, un modo de vida inactivo y el sobrepeso pueden acrecentar el peligro de infertilidad. 

En los hombres, el recuento de espermatozoides asimismo puede verse perjudicado por el sobrepeso.

  • Tener bajo peso. Las mujeres bajo riesgo de padecer inconvenientes de fecundidad incluyen aquellas con trastornos alimentarios, como anorexia o bulimia, y aquellas que prosiguen una dieta restrictiva o bajísima en calorías.
  • Problemas con el ejercicio. La falta de ejercicio contribuye a la obesidad, lo que aumenta el peligro de infertilidad. 

Con menos frecuencia, los inconvenientes de ovulación pueden estar relacionados con el ejercicio intenso y enérgico usual en mujeres que no tienen sobrepeso.

Prevención

Algunos géneros de infertilidad no se pueden prevenir. Más hay múltiples estrategias dadas en una clínica de fertilidad  pueden acrecentar tus probabilidades de embarazo.

Parejas

Ten relaciones íntimas regulares múltiples veces alrededor del momento de la ovulación para conseguir la tasa de embarazo más alta. 

Las relaciones sexuales que empiezan por lo menos cinco días antes y hasta un día siguiente de la ovulación mejorarán tus probabilidades de quedar embarazada. 

La ovulación acostumbra a suceder en la mitad del ciclo, es decir, a la mitad entre un periodo menstrual y el siguiente, para la mayor parte de las mujeres con ciclos menstruales de aproximadamente 28 días.

Hombres

Aunque la mayoría de los tipos de infertilidad no se pueden prevenir en los hombres, estas estrategias pueden ayudar a mejorar la fertilidad en ellos:

  • Evita el uso de drogas y tabaco y beber demasiado alcohol, lo cómo puede contribuir a la infertilidad masculina.
  • Evita las elevadas temperaturas que tienen los jacuzzis y baños calientes, ya que pueden afectar provisionalmente la producción y motilidad de los espermatozoides.
  • Evita la exposición a toxinas industriales o ambientales, que pueden afectar la producción de esperma.
  • Limita los medicamentos que puedan afectar la fecundidad, tanto recetados como no recetados. 

Habla con tu médico sobre cualquier medicamento que tomes con regularidad, pero no dejes de tomar medicamentos recetados sin el consejo del médico.

  • Haz ejercicio moderadamente. El ejercicio regular puede progresar la calidad del esperma y acrecentar las posibilidades de lograr un embarazo.

Mujeres

Para las mujeres, una serie de estrategias pueden acrecentar las probabilidades de volver a ser fértiles y quedar embarazadas:

  • Deja de fumar. El tabaco tiene muchos efectos negativos en la fecundidad, sin mentar tu salud general y la salud del embrión. Si fumas y estás pensando en quedar embarazada, deja de fumar ahora.
  • Evita el alcohol y las drogas ilegales. Estas sustancias pueden perjudicar tu capacidad para concebir y tener un embarazo saludable. No tomes alcohol ni uses drogas recreativas, como marihuana, si estás tratando de quedar en embarazo.
  • Limita la cafeína. Las mujeres que tratan de quedar embarazadas deberían limitar el consumo de cafeína. Solicita a tu médico orientación sobre el uso seguro de la cafeína.
  • Haz ejercicio moderadamente. El ejercicio frecuente es esencial, mas ejercitarte de forma tan intensa que tus periodos sean inusuales, o que no tengas periodos, puede afectar la fecundidad.
  • Evita los cambios de peso extremos. Tener sobre o bajo peso puede afectar tu producción hormonal y causar infertilidad.

 

Si necesitas más información o un centro de fertilidad especializado que te pueda ayudar a tener tu bebe puedes contactarnos novafem.com