Saber a qué clase de tratamiento de fecundidad debe tener cada persona es fundamental para asegurar el resultado del éxito, deben saber ciertos factores del proceso para tomar la mejor elección o la más adecuada para cada caso.

 

A continuación  vamos a hablar sobre aquellas dudas que acostumbran a tener en el momento en que te propones asistir a una clínica de fertilidad, antes de someterte a un tratamiento de reproducción asistida,  en este caso la fecundación In vitro.

 

Por definición, la fecundación in vitro es la técnica de fecundidad que emplea la fecundación de ovocitos con los espermatozoides, y que se efectúa fuera del cuerpo de la madre, es decir en el laboratorio, está fecundación puede hacerse dejando que los espermatozoides fecunden el óvulo libremente (FIV) o se puede hacer con inyección de un espermatozoide dentro del óvulo (ICSI). 

 

¿Qué has de saber ya antes de iniciar el tratamiento de FIV?

 

Para tomar esa decisiones es fundamental recibir una información completa sobre el proceso. 

Con esto se refiere a que hay que saber ciertos detalles para estar totalmente informado y saber actuar en cualquier clase de situación:

 

  • Debes agendar una cita con el ginecólogo especialista que llevará tu caso. Te va a explicar la pauta de medicación, los días en que se recomienda reposo o los posibles peligros, que se describen más adelante.
  • Los Biólogos, son quienes se encargan de todo lo relacionado con el proceso del laboratorio y serán quienes informan la calidad de los ovocitos, la fecundación lograda y el estado de formación de los blastos.
  • Pide cita con un psicólogo especialista en técnicas de reproducción asistida. Es de vital relevancia que la pareja esté lista para todo aquello a lo que se va a someter, y los cambios que va a probar, haciendo que la experiencia sea lo más positiva posible.
  • Una asesoría administrativa con el equipo de apoyo al paciente donde te den toda la información sobre el costo del tratamiento.

 

 

¿Qué pruebas hay que hacerse antes de una FIV?

 

En cualquier tipo de tratamiento, especialmente si es complejo, se debe pasar por un proceso de pruebas y diagnósticos. previo al tratamiento

Es por eso, que en los métodos de fecundación in vitro, los médicos y biólogos precisan conocer  ciertos datos de los pacientes como:

 

  • Confirmación, mediante una ecografía, de que el útero y los ovarios están bien  para el tratamiento.
  • Análisis hormonal y prueba de enfermedades virales.
  • Prueba de catéter, o introducción de una fina cánula por el cuello del útero, para la transferencia de embriones (o cuando menos que se efectuará).
  • Análisis de semen.

 

 

¿La FIV tiene peligros?

 

En todo proceso, y en este tratamiento de fecundación in vitro, existen algunos riesgos, quiénes se someten a ello deben ser conscientes. Los primordiales son:

 

  • Puede resultar un embarazo múltiple.
  • Puede dar el caso de un embarazo ectópico. Con una potencialidad de 1-tres por ciento , puede darse el caso que el feto se desplace a la trompa, con la imposibilidad de continuar con la gestación.
  • El síndrome de hiperestimulación ovárica, o incremento excesivo del tamaño de los ovarios y/o estimulación ovárica, ocasionando el incremento de peligro por la aparición de ovocitos y totalidad del abdomen con líquidos ocasionados por los folículos.
  • Durante el proceso de aspiración 

 

 

También te puede interesar la depresión o la ansiedad pueden disminuir la tasa de éxito en el tratamiento de fertilización in vitro 

 

Si necesitas más información o un centro de fertilidad especializado que te pueda ayudar a tener tu bebe puedes contactarnos novafem.com

 

Referencia tomada de fecunmed